Los procedimientos de desinfección complementarios - insectos rastreros y voadores-


Los procedimientos de desinfección complementarios - insectos rastreros y voadores-

PROCEDIMIENTOS COMPLEMENTARIOS DE DESINSECTACIÓN DE INSECTOS RASTREROS Y VOLADORES

Las actuaciones programadas para la intervención contra insectos rastreros y voladores, expresamente las cucarachas, lepismas, trazas, hormigas y pulgas, entre otros, requieren algunas medidas especiales de higiene y de desinsectación.

Deberán ser implementadas algunas medidas complementarias de actuación en la lucha contra estas plagas:

No permitir la existencia de agujeros o grietas, tanto en el exterior como en el interior de las instalaciones. El mantenimiento de las estructuras de las instalaciones contribuye a complementar la eficacia de la actuación de las intervenciones técnicas y dificulta la entrada de plagas en áreas de elaboración.

Suelos en mal estado, techos en malas condiciones y puertas y ventanas por notar, con vidrios partidos, deben ser de reparación prioritaria.

Todos los seres vivos necesitan agua para su supervivencia. No se debe olvidar la reparación de agujeros o huecos que estén cerca de tuberías de canalización o de grifos que goteen a menudo. Evitar, a toda costa, la existencia de zonas húmedas y con temperaturas elevadas. Resguardar convenientemente cisternas, depósitos de agua, lavabos, cubos o recipientes de limpieza (se aconseja que queden sin agua después de su uso diario).

Tenga especial atención a cualquier cavidad con acceso más difícil y verifique los falsos techos, paredes, conducciones eléctricas, suelos técnicos y las zonas de detrás de estructuras fijas donde habitualmente no hay.

Mantenga los accesos al exterior siempre cerrados: las salidas de emergencia son un óptimo punto de entrada de plagas hacia el interior del edificio, también lo son los huecos de los ascensores- donde es normal que se acumule mucha suicidad, y a veces en ventiladores, respiraderos y conductos.

Tenga especial atención a cualquier arbusto o vegetación que haya crecido junto a las paredes de los edificios y que puedan ser un lugar de escondite o de acceso de las plagas al interior de las instalaciones.

Inspeccione frecuentemente los lugares de almacenamiento. Cualquier pequeño desorden o suciedad potencian el desarrollo de plagas.

Se recomienda el almacenamiento de productos y materiales a una distancia nunca inferior a 30 cm de las paredes y columnas, así como a 20 cm de distancia del suelo.

Estas cautelas permitirán una mejor higienización y una actuación de los trabajos técnicos de des infestación con mejores resultados.

Inspeccione en el momento de la recepción, todas las mercancías de sus proveedores y, si hubiera sospechas de plagas, coloque los palletes y la mercancía en lugares separado para evitar contaminación de los stocks ya existentes.

Estas medidas preventivas mejorarán la higiene la actuación de los trabajos de los técnicos obteniendo mejores resultados.

Mantenga las zonas de almacenamiento con temperaturas frescas. Las bajas temperaturas disminuyen la supervivencia de las plagas. Simultáneamente, haga una rotación de stocks a través del método PEPS (Primero a Salir Primero a Entrar) que impida que un foco de plagas permanezca desconocido e inmutable durante mucho tiempo.

Maquinaria, estructuras de máquinas y equipamientos deben estar a una altura de cerca de 25 cm por encima del suelo para mejorar e incentivar la limpieza de aquellas áreas, evitando mercancías y/o alimentos esparcidos por el suelo o bajo aquellos equipamientos. Su movilidad facilita, sustancialmente, la limpieza de zonas de acceso más difícil.

Se aconseja especial atención al tratamiento dado a las basuras provenientes de la producción y transformación de productos. El lugar de almacenamiento de basura debe estar alejado de las principales áreas de elaboración, no debe acumulare la basura fuera de contenedores o recipientes para este fin. La remoción frecuente de basuras (sería deseable más de una vez al día) contribuye a conseguir unas medidas higiénicas contrarias a la aparición y supervivencia de las plagas.

Se recomienda la utilización de los métodos habituales de recogida de basura para minimizar los olores desagradables. Es fundamenta garantizar que, tanto los proveedores como instalaciones y áreas adyacentes, tienen un mismo nivel de higiene y desinfestación, pues la falta de estos, puede comprometer todos los cuidados de higiene y desinsectación utilizados en las instalaciones.

Se recomienda la revisión de las áreas con poco uso o de almacenamiento: talleres, archivos históricos y ficheros antiguos, que son el blanco en las intervenciones técnicas de desinsectación.

Cuando sea posible, se deben crear zonas de recepción de envases y materiales, con barreras físicas, que impida el libre acceso de cualquier plaga a espacios ya desinfestado

También se debe evitar que los envases estén mucho tiempo acumulados si no es necesario, para favorecer la limpieza de espacios y superficies.

Se comprobará periódicamente si hay cualquier evidencia de la existencia de plagas en espacios adyacentes a los ya desinfestados, o en el interior de los mismos.


Voltar

Enter the name you would like to appear on the comment.
(required)
Enter the email you would like to use to get updates. You email is not visible and can not be used by other users.
(required)
Enter you comment help.

Imagen CAPTCHA
Escriba el código mostrado encima en el campo inferior
 
  Post Comment