Avispa asiática (Vespa velutina nigrithorix)

Vespa Asiática (Vespa velutina nigrithorix)

Características:

Su tamaño es de 25 mm, variando en función del alimento, el lugar y la temperatura. La reina puede medir hasta 35 mm. Su abdomen es más oscuro del que la avispa común y las patas son de color amarillo.

Hábitos:

Es diurna, con un ciclo biológico anual, y presenta su máxima actividad durante el verano. Los panales son constituidos por hebras de celulosa masticadas, tienen una forma redonda o de pera, pudiendo alcanzar un metro de altura y cerca de 50-80 cm de diámetro, y son generalmente construidos en árboles con altura superior a 5 metros.

Su introducción fue involuntaria en Europa y ocurrió en 2004 en el territorio francés. Su presencia se confirma en España en 2010, en Portugal y Bélgica en 2011 y en Italia en finales de 2012.

Alimentación:

basada en diversos insectos, vegetales y néctar. En la época de alimentación de las larvas, sus alimentos preferidos son la fruta madura y las abejas melíferas (productoras de miel), que caza en pleno vuelo o a la entrada de las colmenas. Después del ataque de dos o tres avispas, las víctimas caen en el suelo debido a las heridas y son capturadas y llevadas al avispero como alimento.

Reproducción:

La vida media de las obreras es variable, pudiendo ser entre 30 y 55 días. La reina tiene una longevidad de cerca de un año. Cada nido puede albergar cerca de 2 000 avispas, que el año siguiente podrán crear por lo menos seis nidos.

Durante el invierno las reinas fundadoras hibernan fuera del nido, principalmente en árboles, rocas o en el suelo. En febrero y marzo, las reinas que sobrevivieron al invierno abandonan el lugar de hibernación para fundar su enjambre.

Enseguida, se inicia la puesta y nacen las obreras. En este momento se cambian a un segundo panal (nido secundario) construido en lugares de mayor altura (5 metros o más), siendo responsables de las labores de alimentación de las nuevas larvas, así como de la reina.