Las cucarachas transmiten microrganismos responsables de varias enfermedades como herpes y conjuntivitis.

Las cucarachas son consideradas una de las especies con mayor éxito evolutivo, habitando la Tierra desde hace más de 3500 mil años y existiendo más de 4.500 especies documentadas.

La hembra produce una cápsula protectora para los huevos, en forma de bolsa cerrada, denominada ooteca, en cuyo interior se encuentran los huevos. El número de huevos depende de la especie.

Las cucarachas pueden provocar daños en la salud humana, animal y perjuicios económicos. Actúan como vectores de transmisión de diversos agentes patógenos, tales como: Bacterias, virus y protozoos, responsables de enfermedades como cólera, fiebre tifoidea, toxoplasmosis, herpes, conjuntivitis, infecciones urinarias, intoxicación alimentaria. Estos agentes patógenos son transportados en el cuerpo, patas y heces. También pueden causar problemas en los equipos eléctricos, contaminación de alimentos y locales de trabajo.