Las moscas representan un gran riesgo para la salud humana y animal pues transportan en las patas y piezas bucales, diversos agentes patógenos como bacterias, virus y protozoos.

Las moscas son insectos dípteros, poseen sólo un par de alas (di=dos; ptera=alas). La gran mayoría se encuentra muy bien adaptada a las condiciones creadas por el ser humano. Pueden verse en cualquier local, y su constante presencia puede resultar muy incómoda.

Se pueden encontrar en casi todo el planeta, excepto en los polos. Se conocen cerca de 120.000 especie y non muy comunes en áreas rurales y urbanas.