Los roedores ocupan un destacado segundo lugar entre las plagas urbanas.

Estos animales pueden ser vistos en casi todos los continentes, excepto en la Antártida, siendo el mayor grupo de mamíferos en la tierra y los competidores más importantes ser humano e en cuanto al alimento y otros bienes.

En España , las tres especies de roedor más importantes consideradas como plaga son:: ratón doméstico (Mus musculus), rata gris (Rattus novergicus) y rata negra o de tejado (Rattus rattus).

Los roedores transportan múltiples enfermedades, que pueden tener graves consecuencias en la salud humana y/o animal (industrias agro-pecuarias). Estas plagas puede surgir en los más variados locales tales como: habitaciones particulares, supermercados, restaurantes, almacenes de productos alimentarios, industrias alimentarias, alcantarillado, escuelas, hospitales, etc. donde pueden encontrar (disponibilidad de alimentos, agua, refugio y ausencia de depredadores y competidores) para multiplicarse rápidamente.

Pueden entrar por ventanas y puertas abiertas y/o rotas, canalones, ventiladores y canalones. También pueden ser transportadas entre las mercancías, de ahí la importancia de su revisión en el momento de la recepción de las mismas.

Los roedores son conocidos por tener deficiencia visual y depender del sentido del olfato y del oído para identificar las fuentes de alimento y evitar a los depredadores.

Los roedores pueden contaminar fácilmente las superficies en su casa, dispersando bacterias, virus y parásitos a través de las heces, orina y saliva. Son transmisores de varias enfermedades, siendo la más conocida la leptospirosis, que es causada por la bacteria Leptospira presente en la orina del ratón.

Debido al crecimiento constante de sus dientes necesitan afilarlos varias veces, por lo que una plaga de ratones puede dañar los cables eléctricos y provocar un riesgo grave de incendio y /o daños a los equipos electrónicos.

Si usted vio un ratón en su casa o ha detectado la presencia de heces de ratón, probablemente usted tiene uno de estos huéspedes indeseables.